Category: Casos de éxito

enero 12, 2021 by admin 0 Comments

BusinessKids continua laborando ante la emergencia

BusinessKids, continua trabajando ante a emergencia sanitaria, mediante una plataforma digital “Los niños saben lo que es una crisis”

Santiago y Luna tienen algo en común ambos forman parte del programa de la empresa mexicana de desarrollo para niños emprendedores, BusinessKids, que ante la emergencia sanitaria ha continuado trabajando con su modelo a través de plataformas digitales “Los niños saben lo que es una crisis.

Ante la emergencia sanitaria por el covid-19 sus emprendimientos han visto una ventana de oportunidad pues enfocaron sus negocios a la fabricación de jabones herbolarios y a una plataforma de ahorros y microfinanzas, respectivamente. Sabe lo que es una recesión y la inflación. Todo lo que tenga que ver de variables económicas lo va aprendiendo, y ahorita la entiende perfecto y entiende porque lo aprendió jugando. Sabe que el mercado se está contrayendo y toda la forma de pensamiento del consumidor.

Ahora saben cómo transformar sus negocios”, dijo en entrevista con MILENIO María del Carmen Cabrera, fundadora y directora de la compañía. BusinessKids tiene 94 centros de trabajo, que en promedio trabajan con 80 niños cada uno y la licencia para operar en 62 países; ante el confinamiento la empresa decidió cerrar sus unidades de manera anticipada, aunque optó por continuar sus clases de manera virtual. 

“Las empresas tienen que reconvertirse muy rápidamente. Business Kids tomó la decisión de cerrar temprano, no puedes esperar a hacer planes esperando a ver qué pasa, si el gobierno ayuda o no. Tienes que tomar una decisión en función al macroambiente; la decisión es inmediata”, señaló. De esta manera, la empresaria dice, mantuvo buenos niveles de trabajo durante marzo y abril. Y aunque la empresa ya contaba con una vertiente digital, la emergencia sanitaria hizo que realizara modificaciones y extensiones de sus cursos. “El comercio cambió por completo, la forma de hacer negocio, la vida cambió en tan poquito tiempo.

Es un golpe duro al mercado donde por supuesto habrá ganadores y perdedores. Todo negocio que quiera ahorita surgir va a tener que tener una conciencia digital, desde plataformas, forma de comunicarte con tus proveedores”, expuso la empresaria. Ante la crisis la compañía está operando de manera digital con un plan que se ha extendido incluso para los padres de los niños emprendedores, con clases para que ellos puedan acompañar el emprendimiento de los niños. “El precio de no tener competencia es tener que desarrollar el mercado, pero como líder nunca puedes descansar en innovación, por eso debes tener un Plan B de todo, y eso nos funcionó bastante bien”, afirmó la directiva. 

La apertura digital, afirmó, ha permitido que el contenido de las clases y sus operaciones sigan trabajando de manera regular; a la vez que sostienen los empleos de sus profesores. “Esta es la tercera crisis que yo vivo. Me tocó la del 95, que fue cuando empecé mi negocio, porque había un boom de artesanías en el mundo y nuestros productos eran más competitivos; después, cuando China entró a la Organización Mundial del Comercio muchísimas industrias empezaron a cerrar, tuve que reconvertirme; luego en 2009 vi la oportunidad de Business Kids, que vuelve a surgir en una crisis y nos fuimos para arriba, porque las crisis son depuraciones de los mercados, son oportunidades, cambios en la forma de hacer negocios”, sostuvo la directiva.

Desde 2019 BusinessKids estaba apostando de manera importante por su internacionalización, aunque los planes de la empresa se han modificado ante la pandemia. “Este camino sí se vio interrumpido en algunos sentidos. Por ejemplo, Nueva York no se va a abrir este año, no es momento, ese plan se retrasa; en ventas de franquicias hay que ir a los extremos del mercado, la premisa de un marketing de crisis; los polos del mercado es donde está el éxito del negocio”, expuso Cabrera. Pese a ello, sostuvo, la empresa se mantendrá operando en el mercado en un momento en el que dijo, los emprendimientos serán clave para la reactivación económica del país y el mundo. 

 

María del Carmen Cabrera, fundadora y directora de BusinessKids.

Fuente: https://www.milenio.com/negocios/businesskids-impulsa-modelo-digital-ante-contingencia

También podría interesarte: Pequeños ahorradores: los niños y sus finanzas

 

diciembre 18, 2020 by admin 0 Comments

“La repostería de Ryan”

Ryan Kelly es el fundador de Ryan Barkery (La Repostería de Ryan), un niño que a muy corta edad consiguió lo que muchos adultos sueñan: el éxito en su propio negocio.

Todo empezó cuando Ryan tenía 11 años de edad al participar junto a su madre, Daniela, en el famoso programa de  la TV estadounidense “Shark Thank” (Negociando con tiburones), un show que busca dar una oportunidad a los emprendedores con ideas más novedosas a través de una competencia.

Bueno; allí Ryan presentó su idea de poner una panadería que actualmente llamada Ry’s Ruffery, y llamó la atención de los 5 empresarios importantes que formaban parte del jurado, a los cuales dejó realmente impresionados.

Buscando la idea de negocio

La idea de Ryan de tener este tipo de negocio nació hace dos años cuando él y su familia adoptaron un perro de un refugio y lo nombraron Barkley. Camino a casa, pasaron por una tienda de mascotas y compraron unas golosinas para el nuevo integrante de la familia. Al llegar a casa y luego de abrir las galletas notaron que el olor era poco atractivo, tanto que ni al cachorro le llamó la atención.

Al ver esto, Ryan decidió adquirir los mejores ingredientes del mercado para crear, en su cocina, galletas especiales que fueran del agrado de su perro. Así fue probando recetas hasta dar con las galletas ideales para su empresa en formación: Ryan Barkery.

Pero no fue tan sencillo como creen, pues este niño visitó diferentes veterinarios y tiendas de mascotas para estar seguro de que sus galletas no sólo tendrían el mejor sabor, sino también serían las más saludables para las mascotas (esencial para su buena alimentación). Así fue como usó la cocina de su hogar, la información que recaudó y los mejores ingredientes, para la creación de unas galletas que volvían locos con su sabor a cada perro que las probaba.

En el proceso, él y su madre se dieron cuenta del potencial que esta idea tenía, por lo cual un tiempo después formalizaron dicha idea y la presentaron en un importante programa de TV para emprendedores que buscan una oportunidad.

Camino al éxito

Cuando Ryan descubrió el programa de TV “Shark Thank”  comenzó a verlo pensando (inocentemente) que vería tiburones reales, pero no fue así, lo que descubrió fue un show que le daría su oportunidad de éxito. Así que el pequeño emprendedor convenció a su madre para asistir al programa con su idea de ofrecer las galletas más deliciosas a las mascotas. Por supuesto, su edad impresionó al público y al jurado.

Al final, Ryan logró llevar a casa unos US$ 25.000 de las manos de la inversionista Barbara Corcoran, lo que que representó el 25 % del capital de su negocio. Lo cierto que desde su aparición en este programa televisivo, el negocio Ryan Barkery  creció de forma sorprendente, transformando su pequeño emprendimiento infantil en todo un éxito de la cocina y la repostería canina y su capital de 8.000 dólares se disparó a las 6 cifras.

¿Cómo un niño de 11 años alcanzó el éxito? Pues gracias a sus ganas de emprender. Los que conocen a Ryan Kelly dicen que desde muy pequeño siempre quiso ser empresario, así que comenzó con pequeños negocios como ventas de limonadas. En una entrevista, Ryan mencionó lo siguiente: “tenía puestos de limonadas, vendía dulces de Halloween en el autobús escolar, incluso una vez alquilé las zapatillas de mi hermano mayor”.

Enseñanzas del niño emprendedor

En la actualidad, Ryan Kelly busca mantener el equilibrio entre sus estudios escolares y su exitosa empresa Ry´s Ruffery.Trabaja junto a su familia y se plantea seguir creciendo como empresario. Además, se empeña en enseñar a los jóvenes el mensaje que lo llevó al éxito:

1. Creer en uno mismo: “Yo le diría a cualquier niño que quiere empezar su propio negocio que no deben dejar que nadie les diga que no lo pueden hacer. El hecho de que somos jóvenes, no significa que no somos capaces e inteligentes.”

2. Investigar y hacer pruebas hasta lograr el objetivo: Como ven, este pequeño usó su interés en la repostería y el emprendimiento infantil, una buena idea, investigaciones con profesionales y pruebas que le demostraron que lo que hacía tenía un buen futuro. Estos cuatro factores fueron de gran importancia para lograr formalizar una buena idea y convertirla en un negocio.

3. Tener perseverancia y constancia: El ejemplo de este joven emprendedor nos demuestra que no siempre es necesario tener un antecedente como negociante para trasformar una idea en un gran éxito, ya que la clave es perseverar y trabajar hasta conseguir que el pequeño negocio se convierta en una empresa reconocida y con excelentes ingresos.

4. Utilizar plataformas que ayuden a proyectar el negocio: Por último, Ryan enseña que es una gran idea participar en programas de televisión, ferias, eventos y demás plataformas en las que puedan exponer sus ideas, tanto al público, como a posibles inversionistas, ya que esto les dará reconocimiento, confiabilidad y podría ser el inicio de su éxito.

 

Fuente :https://pymex.com/

También podría interesarte: Gabriel Muñoz Salas, desde los 5 años tiene su propio negocio. GMS Joyería

noviembre 5, 2020 by admin 0 Comments

Gabriel Muñoz Salas desde los 5 años tiene su propio negocio. GMS Joyería

BusinessKids en el mundo

GMS Joyería Hoy conocerás a Gabriel Muñoz Salas, un niño de 11 años, originario de Costa Rica, quien desde los 5 años tiene su propio negocio.

Entrevista

BK: Hola Gabriel, platícanos sobre tu negocio

Gabriel: Hola, mi negocio se llama GMS Joyería, porque son las iniciales de mi nombre. Yo elaboro bisutería como collares, pulseras, anillos, etcétera; tanto para niños como para niñas.

BK: ¿Cómo se te ocurrió hacer este negocio?

Gabriel: Yo quería mis propios juguetes desde que tenía 5 años, entonces busqué en internet algo que pudiera hacer y encontré que hacer bisutería es muy fácil. Fue así que comencé mi negocio.

BK: ¿Cómo te ha ayudado BusinessKids con tu negocio?

Gabriel: Me ayudaron a aterrizar mis ideas, a crear mi logotipo, a ahorrar mi dinero para invertirlo en mi negocio y mejorar cada vez más mi joyería.

BK: ¿Te gusta ser un emprendedor?

Gabriel: Sí me gusta, porque me ha ayudado a ganar dinero aunque sea un niño, a verme como un gran empresario en el futuro y sé que siendo un emprendedor puedo mejorar mi vida. Además, ser emprendedor me da el beneficio de tener tiempo para estar con mi familia, y sé que cuando sea grande no me costará trabajo poner mi propia empresa y seguir teniendo tiempo para estar con mis seres queridos.

BK : ¿Para qué has usado el dinero que ganas con GMS Joyería?

Gabriel: Lo he usado para comprarme los juguetes que más me gustan. Una parte que ahorro, la uso para cuando me voy de viaje, y cuando es necesario ayudo a diferentes proyectos sociales.

BK: ¿Qué dirías a los niños que leen la revista BusinessKids?

Gabriel : Yo les digo a todos los niños del mundo que vengan a BusinessKids, porque nos ayuda a aprender cómo hacer un negocio y cuando seamos grandes no va a ser difícil tener nuestra propia empresa.

Facebook: GMS Joyería

Inspírate de las historias de otros niños y construye tu propia historia en BusinessKids